martes, 31 de mayo de 2016

Batido de capucchino


Un delicioso batido, para los amantes del café y el helado; es perfecto para este tiempo, algo fresquito nunca viene mal. Se puede servir en copas decorado con nata montada y espolvoreado con cacao en polvo. Es el típico café Frappe con helado de Capucchino.

Ingredientes:


1sobre de nescafé
250 g de helado de capucchino
250ml leche fría ó crema de leche(queda más cremoso)
1cda azúcar glass
Para decorar:
Nata montada
Cacao en polvo
Barquillos de chocolate

Preparación:
Poner en la batidora, el café, la leche, el helado y el azúcar. Batir, hasta que quede muy cremoso. Probarlo y rectificar de azucar si es necesario y volver a batir.
Repartir en dos copas de coctel ó vasos para batidos, adornar con la nata montada y espolvorear con cacao en polvo. Con cuidado, poner el barquillo, en un lado de la copa.

miércoles, 25 de mayo de 2016

Batido de fresas

Refrescante batido de frutas que os recomiendo consumirlo recién hecho, ya que de esta manera mantendrán intactas todas sus propiedades. Además como estamos entrando en el verano, podemos congelar antes la fresas y así será mas refrescante.

Ingredientes
 

200 gr de fresas

1 vaso de leche desnatada


1 cucharada de mermelada de fresas sin azúcar añadida


hojas de menta (al gusto)

 
Preparación

Limpia las fresas, retírales el tallo, córtalas en 4 trozos y colócalas en el vaso de la batidora.
Agrega la mermelada y la leche y tritura. Sirve la sopa en una copa de cóctel.
Pica la menta finamente y espolvorea el batido por encima (la menta es al gusto). En el caso de que queramos el batido más refrescante, congelaremos las fresas y las trituraremos con una trituradora y al igual le iremos añadiendo la cucharada de mermelada y el vaso de leche y decoraremos al gusto.

martes, 24 de mayo de 2016

Tiramisú, con leche condensada

El tiramisú es un postre muy popular de la cocina italiana que consiste en capas alternas de bizcocho humedecido en café y crema de queso mascarpone, y en este caso le añadiremos leche condensada. Es un postre muy fácil de hacer y no necesita horno.

Ingredientes (4 personas):
 
1/2 Kg. de queso mascarpone
200 gr. de leche condensada
16 bizcochos de soletilla
1/2 l. de café
1 copa de licor de almendras
cacao amargo en polvo
menta, pepitas de chocolate, raspadura de naranja (para decorar)

Preparación:
Coloca los bizcochos en una fuente, mezcla el café con el licor de almendras en un bol y vierte sobre los bizcochos. Deja que reposen un poco.
Para hacer la crema, remueve bien el queso mascarpone y agrega la leche condensada. Reserva la crema.
Coloca en 4 moldes individuales o en una fuente grande, una base de bizcochos de soletilla, cubre con un poco de crema de mascarpone y leche condensada. Pon encima otra capa de bizcochos y otra de crema. Espolvorea con el cacao en polvo y decora al gusto.

 

jueves, 19 de mayo de 2016

Tarta de tres chocolates

                                       

 Hay recetas de las de hacer un día y recetas de las guardar, y esta de la tarta de tres chocolates es una de estas últimas. Un clásico que gusta en todas las casas, sobre todo a los niños, y que te puede resolver un postre tanto para un día goloso como para uno especial.
Esta es una versión muy sencilla apta hasta para el mas inexperto en la repostería, y donde la textura se obtiene sin horno ya que es a base de cuajados. Eso sí, si queréis una recomendación personal, utilizar para prepararla el mejor tipo de chocolates que podáis permitiros, la diferencia de usar unos u otros es importante en el resultado final.

 Ingredientes 

  • Para la base: 200 g de galletas maría, 100 g de mantequilla
  • Para el relleno de chocolate negro: 150 g de chocolate negro de repostería, 200 ml de nata líquida con 35%MG, 200 ml de leche, 1 sobre de cuajada.
  • Para el relleno de chocolate con leche: 150 g de chocolate con leche de repostería, 200 ml de nata líquida con 35%MG, 200 ml de leche, 1 sobre de cuajada.
  • Para el relleno de chocolate blanco: 150 g de chocolate blanco de repostería, 200 ml de nata líquida con 35%MG, 200 ml de leche, 1 sobre de cuajada.
Preparación

Comenzaremos preparando la base, para ello trituramos pasándoles un rodillo a las galletas metidas dentro de una bolsa de plástico. Cuando estén en polvo fino les añadimos los 100 gramos de mantequilla derretida y formamos una masa que iremos pegando en la base de un molde para tartas desmontable de 20 centímetros forrado con papel de horno por la parte de abajo. Reservamos en la nevera.
Seguiremos preparando la capa de chocolate negro. Ponemos para ello un cacito con la nata y 100 mililitros de leche a calentar, dejando los otros 100 aparte y en los cuales disolveremos el sobre de cuajada bien vigilando que no queden grumos.
Una vez que esta caliente la leche y la nata añadimos el chocolate negro en trozos y removemos con varillas hasta que se disuelva bien en el líquido. Añadimos el resto de la leche con la cuajada disuelta y llevamos sin dejar de remover a ebullición, cociendo la mezcla durante dos minutos más o menos vigilando que no se pegue al fondo del cacito. Es importante que hierva para que la cuajada funcione y la crema quede sólida.
Vertemos la crema de chocolate negro encima de la base y dejamos reposar para que vaya cuajando mientras preparamos la del chocolate con leche.
Para prepara la del chocolate con leche seguimos las mismas instrucciones que para el anterior, lo único que cambia es el tipo de chocolate. Una vez cocida esta crema la vertemos encima de la de chocolate negro vertiéndola con cuidado por encima de una espátula o cuchara para que no nos agujeree la capa de chocolate negro. Volvemos a dejar reposar mientras preparamos la capa de chocolate blanco.
Realizamos el mismo proceso que las otras dos veces, pero con el chocolate blanco, y acabamos echando la capa de chocolate blanco como capa final. Dejamos un mínimo de seis horas en la nevera para que cuaje perfectamente y desmoldamos con cuidado una vez bien fría. 
Opcional: podemos cambiar de molde, es decir, hacer esta tarta en vasitos si queremos repartir las raciones. La decoración es opcional, un consejo seria utilizar bolitas de chocolate, cacao en polvo espolvoreado etc


martes, 17 de mayo de 2016

Helado de dulce de leche


 
Hoy vamos a prepara un helado casero, muy fácil, sencillo y rápido de hacer, para todos los públicos y lo mejor de todo, sin necesidad de usas máquina de helados. 
Este helado esta buenísimo, siempre y cuando te guste el dulce de leche, ya que tiene un sabor intenso. 
Así, que si eres un amante del dulce de leche, este es tu helado, no lo dudes y pruebalo. Os pondré ingredientes que son voluntarios, pero que le dan un buen toque.


Ingredientes

  1. 1 tarro de leche evaporada frío 
  2. 750g dulce de leche
  3. opcionales
  4. 1 paquete de galletas de chocolate
  5. tulipas de galleta para la base
  6. barquillos redondos para decorar
  7. Preparacion 
    1. Para prepararlos los primero que aremos es verter el tarro de leche evaporada en un bol o en un robot de cocina si tenéis y lo batiremos hasta que doble su volumen. 
      Una vez doble el volumen le agregaremos el dulce de leche poco a poco mientras se sigue revolviendo. 
      Cuando lo tengamos todo bien integrado.
      +
      • Los que los habéis batido en el bol desde primera hora, le agregaremos las galletas desmigadas o troceadas, dependiendo de lo grandes que nos queramos encontrar los trozos en el helado cuando lo vallamos a comer. 
        Ahora removeremos con movimientos envolventes para que el helado no pierda su volumen.
        +
        • Una vez lo tengamos todo integrado, echaremos la mezcla en un cuenco de plástico o una fuente y la llevaremos al congelador aproximadamente 6 horas. 
          Si la dejáis en el congelador de un día para otro pues mejor.
          +
          • Una vez saquemos el helado del congelador, sacaremos unas bolas de helado ayudándonos con saca bolas de helado o con una cuchara previamente mojada en agua y echaremos nuestras bolas de helado en la canastilla de galleta. 
            Ahora solo queda decorarlos con unos barquillos redondos y si queremos con trocitos de chocolate blanco o galleta y a disfrutar de nuestro trozo de helado casero, para alguna fiesta que tengamos o esos días de verano que no hay manera de salir a la calle por que nos derretimos de la calor. Espero que os guste.

        miércoles, 11 de mayo de 2016

        Helado de leche merengada

                                                      
        La leche merengada es uno de los postres más típicos de la gastronomía española.Es una receta fácil y rápida de preparar y resulta una bebida refrescante ideal para el verano, que está apunto de llegar.

        Ingredientes:
        400 ml. de leche
        4 claras de huevo
        100 gr. de azúcar
        1 limón
        2 ramitas de canela
        Canela en polvo



        Consejos: Si deseas, en lugar de claras de huevo, puedes usar 200 ml. de nata (con 35 por ciento de grasa) y montarla igual que las claras.

        Preparación del helado de leche merengada

        1. En un cazo, poner la leche con la cáscara del limón (al pelarlo, tener cuidado de no coger la parte blanca, porque amarga) y la canela en rama, dejar a fuego bajo.
        2. Cuando empiece a calentarse agregar el azúcar y remover hasta que se disuelva, subir la potencia del fuego y cuando rompa a hervir apagar y retirar del fuego.
        3. Colar para eliminar la cáscara de limón y la canela y reservar, Mientras, montar las claras de huevo con una pizca de sal. Añadir la leche y mezclar con movimientos envolventes para que no se bajen.
        4.  Para terminar, enfriar la mezcla y verter en la heladora siguiendo las instrucciones. Si no tenemos heladora, llevar al congelador en un recipiente lo más plano posible, y a poder ser metálico, y remover cada media hora durante tres horas.
        5. La decoración es al gusto, pero le queda muy bien un poquito de canela en polvo.